HISTORIA DEL EREMITA

Historia del eremita de Miguel Espinosa

Posted: 14 Jan 2013 08:28 AM PST

 

 

portada HISTORIA DEL EREMITA

Aunque la obra de Miguel Espinosa (1926-1982) se suele situar en los años setenta, más concretamente con la aparición de Escuela de mandarines en 1975, el germen creativo del escritor marciano hay que buscarlo dos décadas atrás cuando las primeras versiones de su obra maestra fueron escritas.

Espinosa es uno de los escritores españoles que llegó a ser conocido en esa década  de plena efervescencia creativa nacional compartiendo librerías con Benet, Torrente Ballester, García Hortelano, Marsé o Goytisolo. Quizás por eso se impacto en el recuerdo de los lectores ha quedado prorrateado entre todos ello, lo cual unido a su temprana muerte le convierte en uno de los menos seguidos. Sin embargo para los críticos está considerado como uno de los mayores narradores del siglo XX en lengua española. Publicado por Alfaguara o Siruela pudiera parecer que se ha editado todo lo que podría ser su corpus creativo, pero he aquí el lugar adonde llega el editor de Alfaqueque Fernando Fernández para cambiar la obra de Miguel Espinosa y con su empeño añadir el origen, el primer boceto de su genial Escuela de mandarines bajo el título de Historia del eremita.

En el prólogo del libro, el hijo del autor, Juan Espinosa, explica que Historia del Eremita «difiere sustancialmente de la definitiva, aunque ya muestra la gracia en el decir». «De menor riqueza léxica y complejidad sintáctica –escribe–, y con un índice de personajes y materias más reducido, esta obra presenta, como es natural, algunos detalles pendientes de ajuste. A cambio, ofrece temas propios y la frescura y el encanto de las primeras formulaciones; la posibilidad de contemplar una gran obra en estado naciente».

El editor, Fernando Fernández, cree que esta publicación «va a ser una gozada para los estudiosos de Espinosa» y confía también en que llegue a quien no lo conoce. «A pesar de ser uno de los mejores escritores de la literatura española del siglo XX, es verdad que Miguel Espinosa no es muy conocido por el gran público. Y con Historia del Eremita quiero llegar a esos lectores que no se han atrevido a leer a Espinosa hasta ahora», sentencia.

De este libro «se pueden sacar miles de enseñanzas… en cada capítulo, en cada párrafo. Está lleno de sabiduría», añade el editor, quien siempre ha estado interesado por Espinosa, «un escritor diferente». «Lees a cualquier autor contemporáneo y luego a Espinosa y no puedes evitar preguntarte si es de este mundo. Es completamente diferente; eso es lo que me gusta, su singularidad… Y cuenta las historias para que el lector piense, no lo da todo masticado».

Declara Fernández que «pensar es también una forma de divertirse». «Nos están acostumbrando al lenguaje sencillo, pero la buena literatura normalmente requiere un pequeño esfuerzo para entenderla, hace reflexionar», aunque puntualiza que «está bien leer de todo». 
El responsable de Alfaqueque recuerda que este proyecto nació cuando el pintor José Lucas –encargado de ilustrar la portada–, otro gran seguidor de Espinosa, le dio «un empujón» para que se atreviera a contactar con Juan Espinosa. «Me parecía muy difícil que me diera algo de su padre porque ha sido publicado por las mejores editoriales, como Alfaguara o Siruela, pero empezamos a hablar del proyecto y él se acabó entusiasmando tanto como yo», relata. En esta publicación han estado trabajando cerca de un año y medio: «Yo le dije que quería algo inédito y él me propuso esto. Lo curioso es que en la carpeta con la obra mecanografiada faltaban cosas, había ciertas lagunas que pensábamos explicar en el prólogo, pero luego Juan encontró unos cuadernos donde estaba escrito a mano todo lo que faltaba»; completándose así un proceso que, para Fernández, «es la labor de editor más satisfactoria» que ha hecho hasta ahora.

«Publicar cosas como ésta son la razón de ser de un editor; yo puedo morirme ya», bromea, y afirma a continuación que lo que busca «es recuperar textos que merecen la pena y que estén para la eternidad… porque de este libro se va a hablar siempre». Y aunque creó Alfaqueque para aportar su «grano de arena a la literatura» con hermosas obras, confiesa que no diría que no a un best seller: «Las editoriales están pasando por un mal momento, y la mía es modesta y pequeña. Sería un necio si dijera que no».

El proyecto de Fernández va más allá de la publicación de Historia del Eremita: «Bajo el nombre de Biblioteca Irremediable –una palabra que usaba mucho Espinosa y que me encanta–, me gustaría publicar todos los textos que quedan inéditos». Lo siguiente –avanza– «será la correspondencia», y en el futuro podría publicarse también la segunda versión de Escuela de mandarines, una obra que Espinosa dio por buena pero que no publicó porque le alertaron de que no pasaría la censura.

Hasta entonces, los seguidores de Espinosa –y quien lo descubra ahora– podrán deleitarse con la primera versión de un mundo que es «el reflejo de la sociedad que vivió, la franquista». Sin embargo, apunta el editor, «lees cosas –sobre el poder, el dinero o la corrupción– y ves que es lo mismo. Ahora hay democracia, pero la estructura es la misma; y la crítica que hace del poder y la sociedad es de plena actualidad… Quien más se salva es el pueblo –´la gentecilla´–, que, como siempre, es el que sufre y por quien se puede sacar la cara. Y seguimos igual».

(Extracto de La opinión de Murcia 29/10/2012 JULIA ALBALADEJO
Primeros párrafos: Pepe Rodríguez

 

 

 

Escrito por Miguel Espinosa

(Caravaca, Murcia, 1926-1982)

Licenciado en Derecho, trabajó en negocios de comercio exterior, y como asesor jurídico de varias empresas.osa Hizo de la literatura una cuestión de carácter, de destino. Es uno de los grandes escritores españoles del siglo XX, clásico por la forma, y moderno por el espirítu, crítico, que le anima.

Obra publicada:

Reflexiones sobre Norteamérica
Escuela de mandarines
Tríbada. Theologiae Tractatus
Asklepios, el último griego
La fea burguesía

 

Ficha técnica

Alfaqueque Ediciones

512 páginas
PVP: 21,00 €

A lo largo de dieciocho años, Miguel Espinosa escribió hasta tres versiones de Escuela de mandarines, y, de cada una, varias redacciones. Con el título de Historia del Eremita, ofrecemos aquí la versión primera -compuesta entre enero de 1954 y diciembre de 1956, cuando el autor apenas contaba treinta años-, que difiere sustancialmente de la definitiva. Aun así, ya muestra la gracia en el decir y el sistema de ideas que sostendrán el libro, con la distinción fundamental entre cosas primeras, últimas y contradictorias.

La edición incluye, como apéndices, pertenecientes a esa época, una breve pieza, El bufón y el príncipe, y un texto sobre la filosofía política de los mandarines, preparado para el Boletín Informativo del Seminario de Derecho Político de la Universidad de Salamanca, que por entonces dirigía Enrique Tierno.

Historia del Eremita presenta temas propios; y la frescura y el encanto de las primeras formulaciones; la posibilidad de contemplar una gran obra en estado naciente.

Este primer texto inicia una nueva colección en Alfaqueque Ediciones, Biblioteca Irremediable, en homenaje a Espinosa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s