TIEMPO Y MÚSICA

Tiempo y música, de Jeanne Hersch

Posted: 19 Apr 2013 11:54 AM PDT

Tiempo-y-música_cubierta-649x1024

Jeanne Hersch (1910-2000) fue una filósofa, escritora y traductora suiza de familia judía que recibió una educación marcadamente socialista y que declaraba de sí misma haber crecido “con la obligación tácita, que nunca tuvo que ser explicitada, de ser fiel al hecho de ser judía”. Sin embargo, uno de los aspectos más trascendentes de su pensamiento y obra es la capacidad de buscar la espiritualidad más allá de los límites intrínsecamente religiosos, localizándola dentro del mundo artístico. Espiritualidad, por tanto, dentro de la poesía, la literatura, la pintura y la escultura, incluso dentro de las fiestas, los festines y banquetes.

Ahora Acantilado se acerca a ese otro rasgo artístico que emociona, motiva y detiene el tiempo: la música. Y a la forma en que precisamente ese tiempo, esa variable es transformada por el hecho musical por excelencia, el concierto. Espiritualidad, tiempo y música se combinan para mostrar al lector un mundo más allá del evidente, más profundo, pero también plenamente accesible y experimentable como es el disfrute musical. Varias conferencias y un par de artículos bastan para transmitir el pensamiento de esta filósofa sobre muchas constantes actuales que el capitalismo ha arrastrado casi a lo absurdo pero que forman parte de la más plena experiencia espiritual y por ende, vital. Basta con la sustancia de algunos fragmentos para que el lector se haga una idea del caudal de conocimiento contenido en esta pequeña obra:

“Estoy en el concierto. Escucho. Aparte de escuchar, no hago otra cosa. He renunciado a la capacidad humana de decisión y acción. No toco en la orquesta. Soy receptiva y siento esa receptividad como una actividad más intensa que muchas acciones o esfuerzos”

“El tiempo intemporal de la música.Silencio. La batuta del director se levanta. La primera nota pasa como una onda sobre el agua o en el fondo del alma. El tiempo ha desaparecido. Otro tiempo, completamente nuevo, acaba de nacer.”

“La música nos permite alcanzar, de una forma sumamente misteriosa e intangible, algo que los hombres siempre han soñado y que les es totalmente negado, a saber: lo que sería a la vez, en un mismo acto, la capacidad de desear y la de vivir la plenitud”

“Huir en la música, utilizarla como medio de evasión, es huir al mismo tiempo de la condición humana. La verdadera música es creada por la libertad y se vive también por la libertad”

“Entre el tiempo y nosotros existe un profundo desacuerdo que, no obstante, resulta contradictorio, no soportamos su huida, pero tampoco su permanencia. Nunca sabemos si pasa demasiado rápido o demasiado lento y, sin embargo, perdemos el aliento a fuerza de querer retenerlo o impulsarlo hacia adelante”.

Disfruten con el raciocinio y la espiritualidad de Tiempo y música Escrito por Jeanne Hersch Jeanne Hersch (Ginebra, 1910 - 2000), filósofa, escritora y traductora, estudió en las universidades de Ginebra, Heidelberg, Friburgo de Brisgovia—donde fue discípula de Heidegger—y París. Asistente de Karl Jaspers, publicó su primer libro, L’illusion philosophique, en 1936. En 1966, fue nombrada directora de la División de Filosofía de la UNESCO. Más tarde, en 1970, sería designada representante de Suiza ante el consejo ejecutivo de aquella institución. En Acantilado han aparecido sus libros El nacimiento de Eva (2008), El gran asombro (2010) y Tiempo y música (2013).

Ficha técnica: Tiempo y música, de Jeanne Hersch, Traducción: Rosa Rius Gatell Ramón Andrés, Editorial Acantilado,  Páginas: 80 Precio: 12.00 €

«Intentemos en primer lugar representarnos el tiempo tal como lo vivimos en nuestra vida cotidiana, cuando no pensamos en él». Así empieza este extraordinario libro, en el que Jeanne Hersch se pregunta sobre la intersección entre este tiempo, el tiempo vivido, y el «tiempo de la naturaleza», aquel que se organiza en una recta ordenada, convencida de que de la superposición de estos dos tiempos deriva la complejidad y el carácter problemático de la condición humana. Y la música, ¿trasciende el tiempo? ¿Qué tiene de efímero y qué de permanente? ¿Es una negación de lo irreversible? ¿O es la música el antiguo eco de cuando éramos espontáneos, el claro abierto en la urgencia de la realidad?

Reseñado por Pepe Rodríguez  , para El Placer de la Lectura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s