SOBRE MÚSICA Y LITERATURA

  • Entrevista a J. M. Servín

 

DEL DURO OFICIO DE VIVIR, BEBER Y ESCRIBIR DESDE EL CAOS, CRÓNICAS Y ENSAYOS SOBRE MÚSICA Y LITERATURA

 

 

J.M. Servín es autor de la novela Cuarto para gente sola y de los libros de crónica Por amor al dólar y DF Confidencial, entre otros, además es editor y ha sido colaborador de varias revistas.Del duro oficio de vivir, beber y escribir desde el caos (Cal y Arena, 2012) su más reciente libro, reúne crónicas y ensayos sobre música y literatura, en el que conjuga el deseo de presentarnos un canon literario ajeno a los gustos dominantes en la mayoría de los críticos literarios. Nombres como  los de Louis Ferdinand Céline, James Ellroy, Jack London, Ring Lardner, Ian Fleming, Raymond Carver, forman parte del recorrido vital que el escritor hace para darnos a conocer a los escritores que lo han influenciado y que le permitieron conformar su universo literario. Pero el libro no estaría completo sin las crónicas musicales: el concierto de Los Ramones en el Balneario Olímpico de Pantitlán abre el libro, que continúa con crónicas sobre el Festival Lollapalooza de 1994, una reseña sobre la obra del cantautor francés Serge Gainsbourg, Albert Plá o Valentín Elizalde conforman esa otra geografía que le dan pie a la escritura de J.M. Servín, la música:

“Son crónicas de varias épocas – nos cuenta el autor – pero realmente todas tenían que ver desde un principio con la idea de abrir un mapa, una geografía personal de lecturas y afinidades literarias y existenciales; a partir de ahí yo creo que el libro puede leerse de este modo, como un mapa literario personal, de autores muy específicos, pero sobre todo como una propuesta literaria que pudiera convertirse en una presentación, en una biografía literaria que me diera elementos para definirme a mí mismo como escritor y que al mismo tiempo pudiera abrir una ventana, primero a otras geografías literarias, a un canon distinto, pero que también para mí fuera importante decir bueno yo vengo de aquí y yo no tengo ningún interés en negarlo o en disimularlo, pues realmente el común denominador que yo me encontré aquí, hablando de los escritores, es que tenían que ver con una vocación o una actitud autodidacta, el escritor como nómada social, el escritor como explorador de su propia vida y el escritor que prefiere mantener una distancia razonable de la república de las letras, como aquí se le conoce”.

Javier Moro Hernández (JMH): ¿Las crónicas reunidas en el libro reflejan tus obsesiones literarias?

J. M. Servín (JMS): Y mis gustos, desde los musicales hasta los discursos narrativos, los estilos y sobre todo también de escritores que en su biografía personal más allá de la escritura para mí fueron una fuente de alimentación, de estímulo, para decir “yo podría hacerlo”, sin pretender jamás compararme a ellos, ni mucho menos, pero por ejemplo el caso de Jack London, de James Ellroy que están aquí, pero que fueron autodidactas, que fueron obreros y que descubrieron su vocación literaria muy tarde, entonces para mí eso era importante, porque cuando yo me empecé a formar como escritor yo necesitaba modelos literarios que fueron afines a mis circunstancias personales.

JMH: Me encuentro también con el asunto del canon: las generaciones actuales ya conocen a James Ellroy, a Iceberg Slim, los leen, pero es probable que en el caso de las generaciones anteriores, como la tuya, no fueran escritores tan conocidos.

JMS: No, y eso es algo que me llamó mucho la atención, porque yo de joven partía del entendido que estos escritores, y algunos otros que no están, que a mí me gustan mucho, en el ambiente de escritores, artistas, bohemios, etc. En el que yo me movía eran conocidos, pero me di cuenta que no, a excepción de Bukowski, que es como una especie de santón delunderground mexicano, pero más allá de eso de pronto descubro que Jack London era más ubicado como un autor para niños; que James Ellroy era completamente desconocido; que de Irvine Welsh se conocía la película, Trainspotting pero que no se conocía el libro, todas esas cosas me llamaron la atención y por ahí creo que escribir estas crónicas, estos ensayos fue como tomar un segundo aire porque nadie estaba pelando a estos autores, a estos escritores, por circunstancias que no me corresponde a mí aclarar o dar un juicio del porqué no se hablaba de estos escritores, pero lo que puedo decir a partir de mi experiencia en la literatura mexicana es que es parte de un canon muy cerrado hecho con unos criterios de apreciación muy locales, entonces creo que de alguna manera estos escritores, que están conectados de alguna manera con la cultura pop de vanguardia y con lo que se hace en las grandes ciudades, fueron para mí muy importantes, porque además de alguna manera u otra, de manera indirecta, están conectados con la música, con la música negra, con el rock, con el jazz, entonces me parecía que habría que encontrar esos vínculos entre mis dos gustos, la música y la literatura

JMH: ¿Tu estadía en los Estados Unidos te permitió acceder a estos autores o ya los conocías cuando viviste allá?

JMS: La tradición realista norteamericana fue determinante en mi formación, pero a la gran mayoría de ellos yo ya los conocía, James Ellroy fue un descubrimiento posterior, pero realmente uno de los atractivos de estar en Estados Unidos era aprender el idioma y leer a alguno de estos autores que encuentras en el libro en su propio idioma, pero de alguna manera son autores que tengo mucho tiempo leyendo, creo que del libro puede hablarse [que] es una especie de “descubrimiento” dentro de un círculo de lectores mexicanos que atiende otras necesidades, creo que por ahí es por donde el libro trata de detonar algo en los lectores.

JMH: A mí me parece que somos muy malos lectores de literatura norteamericana, pero tal vez sea la tradición en la que se formó el canon mexicano.

JMS: Pensaría que hay muchas razones para entender esto, para explicarlo, pero yo vería entre las principales razones que el mercado editorial en cuanto ficción está completamente estancado, es muy pobre desde hace varios años, por un lado; por otro es que es un mercado editorial muy conservador, por lo que es muy difícil que escritores como éstos, a excepción de algunos casos como James Ellroy que creo que ha logrado trascender más allá de un círculo minoritario de  lectores, se den a conocer en este país, porque la industria editorial no va a arriesgar gran cosa por estos autores, pero que están circulando, pero creo que también por una tradición, por una escuela literaria, por la falta de difusión, por la falta de localización de mercados específicos de lectura es muy difícil que aun circulando estos libros en México tengan los lectores que se merecen, y al final termina siendo un asunto de especialistas, exploradores o aventureros literarios. Además creo que existen muchos prejuicios en cuanto a lo que debe ser un escritor o cómo valorarlo y la mayoría de los escritores que ves aquí, por no decir que todos, son personajes cuya obra y cuya vida personal no está tan ligada a lo que entendemos como el escritor en su sentido más tradicional, por lo que también creo que el lector que llega a este tipo de autores ya viene de otras fuentes que no es precisamente esta tradición literaria académica-conservadora a la que estamos habituados, yo creo que llegan más a estos escritores y a los temas que están tratados en este libro por la música, el rock, el rap, un poco por el jazz.

JMH: Otra parte del libro son las crónicas y las reseñas sobre música y conciertos, muchas veces se nos olvida que provienen del periodismo.

JMS: Tendría que decir que en mi etapa embrionaria como escritor hacía crónica y reseña musical y a través de la música yo también encontré que había vínculos con la literatura muy concretos pero que desgraciadamente en México, pese a que hay una gran tradición de revistas musicales enfocadas al rock, hay una tremenda pobreza en cuanto a la calidad y a la cantidad de escritores que puedan hacer una buena crónica, una reseña, un ensayo sobre la música como fenómeno social, cultural, que resulta alarmante, y una de las cuestiones que a mí siempre me preocupó, además por formación literaria,  era hacer buena literatura también a partir del periodismo musical y esto es una de las artes que de este libro siempre me interesó llevar adelante porque creo que sí hay este vínculo entre el Servín que le gusta la música y que de la música puede partir a hablar de literatura uniendo estas dos partes.

JMH: A veces creo que se nos olvida esta parte de tu trabajo como cronista urbano, cronista musical.

JMS: Al final de cuenta lo que importa es el resultado final de lo que tú vas proponiendo como escritor en cuanto a tus libros. Yo soy muy desordenado, muy anárquico en todo y creo que también lo que he escrito se refleja ese desorden pero sí también refleja o propone quién soy, qué es lo que a mí me interesa, y eso yo creo que para cualquier escritor es importantísimo, porque por más que lo propague o lo diga a viva voz los lectores o la crítica puede darse cuenta, y para mí es importante que se reconozca eso, que la gente diga “esto viene por aquí”, y eso es lo que a la larga a la corta le hace un guiño a un lector.

JMH: En la crónica que le dedicas al concierto de los Ramones, hay además un análisis cultural, social, porque yo la leo ahora en 2013 y veo que el ambiente social es completamente diferente al actual.

JMS: Decidí incluir esta crónica por eso que tú mencionas, porque realmente pertenece a un periodo muy inocente, por decirle así, de cuando yo empezaba a escribir pero me pareció que esa crónica tiene un valor testimonial por el momento en que se escribió y lo que significaba en un país donde, en aquel momento, todavía era un acto delictivo y punible asistir a un concierto de rock, entonces me parece que hayan venido Los Ramones en ese momento histórico y que hayan tocado en ese lugar pues me parece un momento histórico y que era fundamental registrarlo y yo tuve la suerte de hacerlo y de escribirlo  porque igual me había podido valer madre pero lo hice y creo que de este libro esa crónica es un buen punto de partida para entenderme como escritor sino también a un país que en 15, 20 años se ha transformado, hoy tú vas al Vive Latino y las circunstancias son completamente distintas y esa crónica es de 1992, era otro país completamente.

JMH: Las crónicas que vienen en el libro pueden ser tomadas como un reflejo del momento cultural que tú has estado viviendo.

JMS: Esto es un poco una autobiografía anárquica para reflejar mis intereses literarios y musicales, porque ellos hablan de mi proceso como escritor, sino el momento histórico que a mí me tocó vivir.

Anuncios

Un comentario sobre “SOBRE MÚSICA Y LITERATURA

  1. “Son crónicas de varias épocas – nos cuenta el autor – pero realmente todas tenían que ver desde un principio con la idea de abrir un mapa, una geografía personal de lecturas y afinidades literarias y existenciales; a partir de ahí yo creo que el libro puede leerse de este modo, como un mapa literario personal, de autores muy específicos, pero sobre todo como una propuesta literaria que pudiera convertirse en una presentación, en una biografía literaria que me diera elementos para definirme a mí mismo como escritor y que al mismo tiempo pudiera abrir una ventana, primero a otras geografías literarias, a un canon distinto, pero que también para mí fuera importante decir bueno yo vengo de aquí y yo no tengo ningún interés en negarlo o en disimularlo, pues realmente el común denominador que yo me encontré aquí, hablando de los escritores, es que tenían que ver con una vocación o una actitud autodidacta, el escritor como nómada social, el escritor como explorador de su propia vida y el escritor que prefiere mantener una distancia razonable de la república de las letras, como aquí se le conoce”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s