LA CENSURA MÁS VIVA QUE NUNCA

http://www.milenio.com/cultura/censura-espana-libertad-expresion-rapero-valtonyc-artista-sierra-escritor-carretero_0_1126087715.html

la-censura-existe-en-espana-y-estos-son-algunos-de-los-ejemplos

Anuncios

LA TRAMPA DEL MIEDO

 

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=263551153747888&set=a.246604888775848.37360.138334929602845&type=1&theater

37791_263551153747888_10453977_n

WERT, EL INCENDIARIO

http://www.eldiario.es/zonacritica/frases-Wert-invitan-huelga_6_189041106.html

oposicion-Comision-Comunidades-Senado-Lomce_EDIIMA20131015_0469_13

GRASS, BELIGERANTE

Grass llega a los 85 años con más críticas a Israel y homenajes entre amigos

Agencia EFEAgencia EFE – Hace 14 horas

  • El premio Nobel alemán Gunter Grass pronuncia un discurso durante la inauguración de la muestra 'Gunter Grass in Water-colour' en Gdansk, Polonia. EFE/ArchivoVer foto

    El premio Nobel alemán Gunter Grass pronuncia un discurso durante la inauguración …

Berlín, 14 oct (EFE).- El escritor Günter Grass salpicó hoy con nuevas críticas a Israel, país al que calificó de “potencia atómica sin control”, los agasajos preparados con ocasión del 85 cumpleaños del Premio Nobel de Literatura de 1999, el más relevante autor vivo en lengua alemana.

“Israel es una potencia atómica fuera de todo control. Todas las resoluciones en su contra por parte de la ONU fueron ignoradas”, sostuvo el poeta y autor de “El tambor de hojalata”, en declaraciones hoy a un programa cultural de la radio pública NDR.

Israel “es una potencia ocupante que practica desde hace años el robo de tierras y la expulsión de aquellos a quienes considera ciudadanos de segunda clase”, prosiguió Grass, para quien el país “ha evolucionado para mal” y afirmar que vive “momentos de racismo”.

Por encima de esas críticas, Grass se definió como “un amigo de Israel”, lo que implica “el derecho y hasta la obligación a la crítica”, puesto que, según argumentó a la citada emisora, “negarse a ello es, para mí, una nueva forma de antisemitismo”.

Grass reincidió así en los ataques a Israel contenidos en el poema publicado el pasado abril bajo el título “Was gesagt werden muss” (“Lo que hay que decir”), en que arremetía contra un posible “ataque preventivo” contra Irán y acusaba a Israel de poner en peligro la frágil paz mundial.

Entre las cuestiones que, a su juicio, había “que decir”, y que él mismo se había “prohibido nombrar” hasta entonces, estaba la condena al supuesto “derecho a un ataque preventivo que podría exterminar al pueblo iraní”.

El texto fue publicado simultáneamente en varios grandes medios europeos, causó estupor en Alemania -país donde, por razones históricas, se observa máxima cautela ante toda crítica a ese país- y le valió la consideración de “persona non grata” en Israel.

El poema alimentaba “las llamas del odio contra Israel, apuntó entonces el ministro del Interior, Eli Yishai, quien recordó que Grass vistió el uniforme de las SS en el nazismo -en alusión a la confesión tardía, de 2006, del propio escritor de haber servido en las Waffen-SS a los 17 años.

Grass no se retractó de esa poema, aunque sí matizó que las críticas no se dirigían al Estado de Israel, sino del “actual gobierno de la potencia atómica de Israel”.

El 29 de septiembre último, el escritor volvió a incidir en la polémica con la publicación de otro poemario en el que alababa al técnico israelí Mordejai Vanunu, quien desveló secretos militares atómicos de su país y pasó por ello 18 años en la cárcel.

El libro, titulado “Eintagsfliegen” -traducible en su sentido literal por “Mosca de un día” o “Flor de un día”-, contiene un poema dedicado a Vanunu, al que calificaba de héroe de nuestros días.

Vanunu difundió en 1986 desde el extranjero los secretos del programa atómico de su país, tras lo cual fue secuestrado en Roma por el servicio secreto israelí, Mosad, y juzgado en su país.

A dos días de su 85 cumpleaños, Grass demostró hoy que ni la edad ni las celebraciones amainan su ánimo de seguir siendo un autor polémico.

Justamente este domingo se celebró por anticipado el aniversario de su nacimiento -el 16 de octubre de 1927 en Gdansk, la actual Polonia-, con la reapertura de la Casa Günter Grass en Lübeck, la ciudad del litoral alemán donde vive el autor.

Para el primer ministro del “Land”, Schleswig-Holstein, el socialdemócrata Torsten Albig, Grass es el escritor vivo en lengua alemán de mayor relevancia a escala internacional y representa el “espíritu de combate intelectual”, que no cede a controversias.

Tras la apertura para los medios, la tarde del domingo, se había programado una fiesta con abundante presencia de sus amigos, del ámbito político e intelectual, desde el excanciller socialdemócrata Gerhard Schröder -en el poder de 1998 a 2005- a gente de la farándula.

La Günter-Gras Haus, en cuya remodelación como museo se han invertido 200.000 euros, tiene una superficie expositora de 240 metros cuadrados y quedará abierta al público este lunes.

Se trata de una casa museo, centrada en la obra, más que en la personalidad del escritor, por explícito deseo de este.

Por Gemma Casadevall.

MALALA Y LOS TALIBANES

Los talibanes tirotean a una chica de 14 años por defender el derecho a estudiar

Malala Yousafzai, que vive en el valle del Swat, en Pakistán, recibió un balazo en la cabeza Los médicos han logrado extraerle la bala y se encuentra estable

Ángeles Espinosa , Dubái 10 OCT 2012 – 08:38 CET 513 

Archivado en: Tiroteos Guerrilla Talibán Integrismo religioso Pakistán Incidentes Derechos mujer Derechos humanos Fundamentalismo Fanatismo Oriente medio Mujeres Infancia Asia meridional Ideologías Asia Grupos terroristas Sucesos Política Terrorismo Sociedad Religión

Ni noticias del Gobierno, ni de las próximas elecciones. Todas las cadenas de televisión de Pakistán abrieron el martes sus informativos con el ataque de los talibanes contra Malala Yousafzai, una estudiante de 14 años. ¿Qué había hecho esta cría para merecer su ira? Estudiar y defender el derecho de las niñas paquistaníes a recibir una educación, también en su comarca, el valle del Swat, al noroeste del país.

El pistolero la ha alcanzado en la cabeza. La niña fue operada anoche en Peshawar. Los médicos han logrado extraerle la bala de la cabeza y se encuentra estable. Malala iba a abordar el autobús de regreso a casa a la salida de su escuela en Mingora, la capital de la comarca del Swat, cuando un barbudo ha preguntado por ella y tras identificarla, ha disparado, según el relato policial difundido por las agencias de noticias. Otras dos niñas también han resultado heridas.

Nada más conocerse la noticia, el primer ministro, Raja Pervez Ashraf, ha enviado un helicóptero para llevarla al hospital militar de Peshawar, la capital provincial. Las escuelas de su zona han anunciado que cerrarán mañana en señal de protesta. Y es que Malala es una heroína local. Todo se remonta a 2009, cuando la BBC en urdu empezó a publicar el diario que escribía. El blog reflejaba, con los ojos de una niña de 11 años, el horror que había supuesto para su comarca el progresivo control de los talibanes desde 2007.

“Cuando hacemos fila en el patio por la mañana nos han dicho que no llevemos ropa de colores porque podría molestar a los talibanes”, escribió Malala bajo el pseudónimo de Gul Makai. En otra ocasión contó que iban al colegio con ropa de calle para que el uniforme no delatara que eran estudiantes. “Escondíamos los libros bajo el chal”, explicaba. El valle del Swat, hasta entonces uno de los destinos turísticos favoritos de los paquistaníes por sus espectaculares paisajes, se transformó por completo bajo la férula de los radicales islamistas.

Dirigidos por un antiguo operador del único telesquí del país, el tristemente famoso maulana Fazlullah, prohibieron la música, organizaron tribunales, impusieron su ley y ejecutaron a quien no la respetaba. También terminaron por cerrar las escuelas femeninas. “Como hoy ha sido nuestro último día de clase, hemos decidido jugar un poco más en el patio. En mi opinión, la escuela volverá a abrir un día, pero cuando me iba he mirado al edificio como si no fuera a regresar nunca”, anotó Malala ese día. Su identidad solo se conoció después de que el Ejército recuperara de nuevo el control del valle a mediados de 2009. Entonces, el Gobierno la condecoró por su valor y también recibió varios premios infantiles internacionales.

Hija de un maestro, sus padres apoyaron su campaña y se mostraron orgullosos de ella. Con el reconocimiento, llegaron también las amenazas de los fanáticos. Durante los tres últimos años, la comarca ha estado relativamente tranquila, a pesar de algunos atentados aislados. De hecho, miles de familias que huyeron de los talibanes han ido regresando poco a poco. Pero los extremistas no han perdonado el desafío de Malala. “Era joven, pero estaba promoviendo la cultura occidental”, ha justificado el portavoz talibán, Ehsanullah Ehsan, en una llamada a Reuters para atribuirse la autoría del atentado. Su uso del pasado indicaba que la daban por muerta.

Malala, que primero quería ser médico y luego estudiar leyes para dedicarse a la política, estaba muy grave. Según un comunicado del hospital militar de Peshawar, la bala le entró por la oreja y llegó hasta el cuello.

VENGO DEL AYER

“LAS MUJERES ESTÁN PARA VIOLARLAS”

  Dimite Castelao Bragaña como presidente del consejo de emigrantes, tras la polémica por unas palabras suyas Había dicho que “las leyes son como las mujeres, están para violarlas”

SANTIAGO DE COMPOSTELA, (EUROPA PRESS) – vie, 5 oct 2012

El exdiputado del PPdeG José Manuel Castelao Bragaña ha presentado su dimisión como presidente del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior, sólo cuatro días después de su proclamación para el cargo y después de la polémica que generaron unas palabras suyas en las que dijo que “las leyes son como las mujeres, están para violarlas”.

José Manuel Castelao Bragaña (Valga, Pontevedra, 1941) había sido designado el pasado lunes, a propuesta de la ministra Fátima Báñez, como presidente del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior, un órgano consultivo y asesor adscrito al Ministerio de Empleo. Este emigrante en Argentina, que siempre estuvo muy vinculado a la actividad de las comunidades gallegas en el exterior, ya había ocupado en 1998 este puesto, que había dejado para ser diputado en el Parlamento gallego.

Precisamente, en el transcurso de una reunión interna del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior el pasado martes fue cuando pronunció las referidas palabras, que han originado la protesta de otros integrantes del consejo que representa a los emigrantes. El propio Castelao Bragaña ha confirmado a Europa Press que ha presentado su dimisión “por motivos personales” y ha querido dejar claro que “nadie” le había pedido hasta el momento que abandonase el puesto.

En conversación telefónica con Europa Press, Castelao Bragaña ha reconocido que “existieron” las palabras que originaron la polémica, “pero no con el sentido que quiso dársele”. Perceptiblemente emocionado, este emigrante y político gallego ha sostenido que “lo que quería decir es lo contrario” y no tuvo ánimo de ofender “a nadie y menos a las mujeres”, por las que dijo sentir “admiración y respeto”.

“PERSONALIDAD DISTINTA”

Castelao Bragaña ha recordado que en 2009 fue nombrado director gerente de la Fundación Galicia Emigración, donde ha tenido a su cargo a una plantilla fundamentalmente femenina sin que nunca hubiese tenido “el más mínimo problema”. “Me duele porque tengo una personalidad totalmente distinta” a la que reflejan las palabras que originaron la polémica, ha subrayado tras indicar que ha pedido “perdón personalmente” y lo vuelve a repetir. “El dolor que tengo es como si uno tiene una flor en su casa y la cuida todos los días y se le marchita igual. Eso duele más”, ha descrito durante una conversación en la que ha recalcado continuamente que no estaba en su ánimo ofender “a nadie”.

No obstante, sus palabras provocaron que miembros presentes en la mesa del consejo donde se produjeron redactasen un escrito exigiendo unas disculpas públicas, lo cual ha hecho a la par que ha presentado su dimisión. La desafortunada frase se produjo cuando el pasado martes, Castelao Bragaña estaba reclamando el acta de la reunión a la mesa de educación del consejo que representa a los emigrantes, pero faltaba un voto para formalizar el documento. “No pasa nada. ¿Hay nueve votos? Poned diez. Las leyes son como las mujeres, están para violarlas”, dijo, según explicaron a ‘El País’ varias de las personas que estuvieron en la reunión.

Castelao Bragaña había sido proclamado el pasado lunes como presidente del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior, que celebró en la capital gallega su primer pleno de su sexto mandato. En principio el mandato de los miembros de este órgano consultivo, cuya finalidad es garantizar la efectividad del derecho de los emigrantes a participar en los asuntos que les conciernen y promover la atención a la ciudadanía española en el exterior y los retornados, tiene una duración de cuatro años.