CANTANTE Y COMPOSITORA CANARIA QUE DEBUTA EN NARRATIVA

https://www.todoliteratura.es/noticia/56782/actualidad/la-cantante-y-compositora-canaria-raquel-lojendio-debuta-en-la-narrativa-con-bajo-la-piel-de-gecko.html

Para muchos, «Bajo la piel de gecko«, de Raquel Lojendio, es una novela que hará temblar los pilares del mundo de la ópera. La autora lo sabe bien porque ha vivido en ese nido de víboras durante mucho tiempo.

#raquellojendio #canaria #cantante #compositora #novelista #ilustradora #bailarina #bajolapieldegecko

BRIGITTE GIRAUD, Premio Goncourt 2022

https://www.elperiodico.com/es/ocio-y-cultura/20221103/brigitte-giraud-gana-premio-goncourt-2022-vivre-vite-78086221


La novela autobiográfica sobre el deceso en un accidente de tránsito del marido de la autora logra el galardón más prestigioso de la literatura francesa

Solo 13 mujeres recibieron este premio concedido desde 1903

#brigittegiraud #escritorafrancesa #novela #premiogoncourt

EVA BALTASAR Y SU ‘MAMUT’ (entrevista)

https://trabalibros.com/noticias/mamut-eva-baltasar-entrevista

La escritora catalana Eva Baltasar ha publicado diez poemarios y debutó en la novela con «Permafrost«. Esta obra recibió el Premi Llibreter 2018, fue traducida a varias lenguas y supuso uno de los fenómenos literarios del momento. En 2020 vio la luz «Boulder«, su segunda novela.

Bruno Montano ha tenido el placer de entrevistarla sobre la recientemente publicada «Mamut«, libro que cierra el tríptico sobre la vida y los deseos de tres mujeres. «Una novela animal sobre una joven que abandona la ciudad para instalarse en una casa aislada» y que no pretende ser «una novela más sobre la huida al campo, sino una bomba de relojería sobre las llagas de la sociedad contemporánea» (editorial Literatura Random House).

#evabaltasar #poeta #escritora #catalana #mamut #entrevista #premillibreter2018 #literaturarandomhouse #mujeresincomodas #outsiders #desenjaularse #vivirintensamente #huida

‘¡VOLVED POR MÍ!’ (relato)

SARA LAURA ARNEZ CUENTAS , relato ganador en Fundación La Caixa 2022

Yo no quiero salir. Sigo esperando junto a la ventana. No
correré al bar con aforo que está en la esquina.
No me apetecen los paseos con franjas horario. En lugar
de eso, quiero recordar el tiempo en que Antonio, bien envuelto en su
chambergo marrón, me apremiaba para el aperitivo:
―¡Baja, acho! Que se acaban las tapas.
Sobrevivientes de las minas. Llegados a viejos por una excepción
privilegiada que no alcanzó para los cientos de nuestros compañeros
de trabajo que se quedaron en el camino, creíamos que teníamos la
fortaleza que te da el haber conocido el infierno de los pozos y los
socavones, la oscuridad que no da tregua y que te deja medio ciego y
el insoportable ruido de explosiones que te deja medio sordo.
Veníamos de Langreo, de Mieres, de Gijón, y nos habíamos hecho
amigos, décadas atrás, en el trabajo extenuante y la vida al límite,
el alcohol triste o festivo, las bravas luchas mineras en medio de la
solidaridad de la gente. Habíamos migrado a Madrid con el cierre uno
a uno de los pozos de la cuenca minera después del encierro del pozo
Barredo, que empezó en un domingo nublado de 1991, tan cerca de
la Navidad. Nos esforzábamos por guardar la memoria de aquellos 36
hombres que se encerraron en la cuarta planta de la mina, a 400 metros
de profundidad, para protestar contra el cierre de las minas y el final de
la vida que conocíamos. No habíamos regresado nunca más a aquellos
territorios mineros para no ver las ruinas o la chatarra del olvido.

Con Antonio, los dos apoyados el uno en el otro íbamos a por
el tercero, el bueno de Manuel, y entre los tres pasábamos el día
bromeando sobre los viejos amores, recordando el tiempo en que yo
decía ser el más guapo, recapitulando las tantas revueltas mineras y
el trabajo que tenía la policía con nosotros. Resucitando los antiguos
triunfos deportivos del CD Lealtad, del UP Langreo, las casi olvidadas
derrotas. Riendo de las malas pasadas que nos hacía nuestra memoria
arenosa. Ayudándonos a rememorar, a nombrar los lugares y las
personas, como si así las pudiéramos escribir en la historia, porque
dicen que lo que está escrito dura un poco más.
Llegó el peor momento en Madrid. Rodeados de enfermos y de
muertos, nos encerramos cada uno en su piso, confinados, charlando
largo y tendido por teléfono, sin afeitarnos, sin vernos, cada vez más
faraguas, sin saber que a cada día que pasaba Manuel se quebrantaba
más y Antonio declinaba sus ganas de resistir haciendo inalcanzable el
momento del reencuentro.
Uno después del otro se marcharon sin despedirse y me di
cuenta de que me quedaba solo. Esa noche grité por mi ventana a la
ambulancia que partía con el último de mis amigos: “¡Esperad, no me
dejéis solo! ¡Volved a por mí!” Y añusgado de nostalgias permanecí
mirando el par de fotos cenicientas que me quedaron de la historia de
toda nuestra vida.
Soy el guardián de esos recuerdos. No saldré. Temo que, si salgo,
Antonio y Manuel no me puedan encontrar a su regreso.

#saralauraarnezcuentas #concurso #relato #fundacionlacaixa #2022 #lamina asturiana #amistad #trabajo #recuerdos #perdidas #pandemia #muerte