PASEO POR MONTREAL CON LEONARD COMO GUÍA PERFECTO

https://elviajero.elpais.com/elviajero/2017/07/13/actualidad/1499953568_230802.html

1499953568_230802_1499953573_064119_sumario_grande

Casa natal de Leonard Cohen, en la avenida Belmont 599 de Montreal. PATRICK BOURQUE

VIAJE A PARÍS

París, Antología de relatos

París. Relatos. Antología

Novedad
ISBN 978-84-939322-0-6
352 Páginas
PVP 18 €

<<<COMPRAR>>>

<<<Descargar en PDF los primeros capítulos>>>

INFORMACIÓN DEL LIBRO: 
París ilumina nuestros sueños y la literatura occidental. En París se desarrolla la venganza del Conde de Montecristo; es París donde el grandioso Cyrano de Bergerac llega a la cumbre de la heroicidad; es París la ciudad que acoge a artistas, escritores y exiliados de todo el mundo. Por ello, M.A.R. Editor dedica su primer libro de relatos a esta ciudad mágica, porque nuestros sueños pasan por el Café de Flore o Les Deux Magots, por los Campos Eliseos, por las librerías de viejo de Saint-Germain des Prés, por la catedral de Notre Dame o por los lienzos de los pintores de Montmartre. 
Una exquisita selección de relatos de los mejores autores franceses desde el S.XIX hasta nuestros días, relatos de escritores españoles, hispanoamericanos e incluso rusos, primeras firmas de la cultura mundial. Aromas de romanticismo, modernismo, surrealismo, existencialismo, hasta la ciudad como símbolo de la decadencia de un occidente cansado de su papel histórico. Es una joya para amantes de la literatura, indispensable acompañante para el viajero que no puede perderse el café o los marrons glacés de los mejores confiteros parisinos, la Ópera, el lujo ostentoso de la Plaza Vendôme, el cementerio del Père-Lachaise, el Barrio Latino, situado a escasos metros del Sena, uno de los lugares más animados de la noche parisina, formado por callejuelas donde no hay más que bares y restaurantes de todo el mundo. Más de un aventurero llevará en una mano la guía de París y en otra este imprescindible libro de ficciones vividas en calles que conocemos sin haberlas visto. Son 34 historias para los gustos más exigentes para conocer mejor el ayer y el hoy de la Ciudad Luz, la mejor compañía para el viaje.

Índice del libro: 
Prólogo de Miguel Ángel de Rus
Alexandre Dumas: Baile de máscaras
Honoré de Balzac: La cúpula de Los Inválidos
Alphonse Daudet: Las hadas de Francia
Villiers de L’Isle Adam: Vox Populi 
Guy de Maupassant: El repartidor de agua bendita
Marqués de Sade: Los estafadores 
Jean de la Ville de Mirmont: Conversación con el diablo
Alfred Jarry: El cerebro de un agente de policía 
El Vizconde de Saint-Luc: Primavera en París. Encuentro una ediciónfalaz de Las Mil y Una Noches
Joaquín Leguina: En busca de Verlaine 
Iván Bunin: En París
Miguel Ángel de Rus: Irma, calle Casanova
José Luis Alonso de Santos: Un trío con la muerte
Nelson Verástegui: El misterio del Museo de Cluny
Andrés Fornells: Verano caliente en París 
Kalton Harold Bruhl: El mejor recuerdo
Manuel A. Vidal: Marilyn Monroe nunca estuvo en París
Francisco Legaz: Una loca en París 
Isabel Martínez Barquero: Eliane
Juan Serrano: El mendigo de la plaza Vendôme
Teresa Iturriaga Osa: Lavirotte al azar 
Elena Marqués 42 rue Androuet 225 Rosario Martínez: Gare d’Austerlitz 
Francisco José Peña Rodríguez: Henry, el cojo
Frédéric Villar: Doble atentado en el distrito 13
La Vizcondesa de Saint-Luc: Liù, historia de un perfume
Joris-Karl Huysmans: Cobardía
Álvaro Díaz Escobedo: Españoles en París 
Joseba Iturrate: Revenge 
Carlos Ortiz de Zárate: París bien vale una misa
Anton Chejov: ¡A París!

INFORMACIÓN DE LOS AUTORES: 
En París encontramos los mejores escritores desde comienzos del S.XIX hasta la actualidad. El lector encontrará relatos de autores franceses como Alexandre Dumas, Honoré de Balzac, Alphonse Daudet, Villiers de L’Isle Adam, Guy de Maupassant, Marqués de Sade, Jean de la Ville de Mirmont, Alfred Jarry, Joris-Karl Huysmans y Frédéric Villar; escritores españoles como Joaquín Leguina, Miguel Ángel de Rus, José Luis Alonso de Santos, Andrés Fornells, Manuel A. Vidal, Francisco Legaz, Elena Marqués, Isabel Martínez Barquero, Francisco Javier Illán Vivas, Juan Serrano, Teresa Iturriaga, Rosario Martínez, Joseba Iturrate, Carlos Ortiz de Zárate, Francisco José Peña, Álvaro Díaz Escobedo y Julio Fernández Peláez; autores hispanoamericanos como Alfredo Bryce Echenique, Nelson Verástegui, Kalton Harold Bruhl y Félix Díaz, apátridas como el Vizconde y la Vizcondesa de Saint-Luc, y autores de otros ámbitos culturales como Anton Chejov e Iván Bunin. 
Una cuidada selección de los mejores escritores de los últimos 200 años rinden homenaje a París.

Los autores hablan sobre París: BRYCE ECHENIQUE
BRYCE ECHENIQUE

• Lo del Vallejo triste es un mito. Él tuvo dificultades en París, pero, ¡quién no las ha tenido!, y daba consejos para ser un dandy: “No bajen del metro hasta que esté bien parado, porque se gastan los zapatos con el roce de la pista. No se sienten mucho porque sale un brillo en el fundillo (risas)”.

• Yo me fui a Europa, y a partir de que entro a trabajar en una entidad francesa, fui un afortunado. Trabajaba cinco horas a la semana, las agrupaba todas en una tarde, y siete meses al año, ganaba un sueldo, el servicio social lo cubría todo, dientes, anteojos, todo gratis y hasta ahora la tengo como jubilado francés. Tengo una jubilación plena de funcionario, y una pequeña pensión, pero la seguridad social completa. Puedo morir como un príncipe en París,

• Me recuerdo huyendo de la habitación de un hotel en la Costa Azul, en pleno verano de 1969, debido a una tremenda ansiedad, y luego, en pleno invierno de 1971, en París rumbo a mis clases en la Universidad de Nanterre, intentando arrojarme del auto en que un colega me llevaba a dictar mis clases. Nevaba en el Bosque de Boulogne.

• De la misma manera en que el segundo hotel en que nos alojamos, esta vez sí sumamente elegante, aunque nada bien ubicado -13 rue des Beaux- Arts- dentro del mapa sentimental del París de mis años mozos y de mis recuerdos más entrañables, se portó muy encarecidamente bien, y punto, también. Curiosamente, este hotel tan elegante y original -no tiene una sola habitación, un solo mueble, una sola cortina que se parezca a otra, un ápice- lleva por nombre nada menos que la palabra Hotel, así, a secas, con tan sólo la hache mayúscula y el artículo que lo deja convertido en hotel L’Hotel. En él languideció, agonizó y murió Oscar Wilde, paria del destino, hombre, poeta y dramaturgo caído en absoluta desgracia tras haber sido el niño mimado del todo Londres de su tiempo, que era bastante más Londres que el de hoy, créanme ustedes. Y, al revés, en una época en que L’Hotel era muchísimo menos de lo que es hoy. En cambio, algo o mucho tendría que haber mejorado ya el hotel L’Hotel en los años cuarenta y cincuenta del siglo pasado, cuando Borges se alojaba allí con su madre, cada vez que llegaba a París. (Declaraciones extraídas de diversos medios de comunicación)

Entrevista a MIGUEL ÁNGEL DE RUS por PARÍS
París es la ciudad más literaria del mundo occidental
Miguel Ángel de Rus

P.- ¿Por qué iniciar la andadura de una nueva editorial como M.A.R. Editor con una antología de relatos sobre París?
R.- Porque París es la ciudad más literaria del mundo occidental y porque al igual que la gran literatura del Siglo de Oro es principalmente la literatura española y la gran literatura actual es la hispanoamericana, la gran literatura del S..XIX es la francesa, incluso por encima de la rusa. Personajes como el Conde de Montecristo o Cyrano de Bergerac están estrechamente ligados a París y a nuestras formación intelectual, son los mitos literarios de nuestros tiempo. París es además la ciudad de acogida a exiliados, artistas y escritores, Por ello en M.A.R. Editor dedicamos nuestro primer libro a esta ciudad, porque somos asiduos del Café de Flore y Les Deux Magots, de las librerías de viejo de Saint-Germain des Prés, o del cementerio del Père Lachaise, a donde he ido a encontrarme con los restos de autores admirados y que en buena medida ayudaron a formar mi alma. 

P.- París, después vendrá Viena ¿Todo un símbolo? 
R.- Sí, M.A.R Editor es una editorial de marcado carácter occidental, europeísta, clásico, que busca conciliar las nuevas formas literarias con las creaciones de los autores más significativos de nuestra herencia cultural. Nos interesan especialmente las tradiciones literarias francesa, centroeuropea y rusa, junto a la creación en español, ya sea hecha en España o en Hispanoamérica. Hay otros modelos literarios como el anglosajón que, si bien pueden entrar puntualmente en la editorial, no serán el centro de atención.

P.- M.A.R. comienza su andadura con algunos autores actuales de gran prestigio que muestran ese interés antes citado
R.- Sí, autores como Alfredo Bryce Echenique, Joaquín Leguina o Alonso de Santos colaboran con nosotros, el francés Frédéric Villar también participa en este primer libro, o el reciente Premio Centroamericano de Novela, Kalton Harold Bruhl, y hay una interesante lista de autores de fama y de gran interés para los próximos títulos de la editorial. Nuestro objetivo es mostrar la línea que une a los clásicos con las nuevas formas narrativas.

P- ¿Un recuerdo de París?
R.- Uno de mis viajes, con motivo de los actos del centenario del nacimiento del compositor Joaquín Rodrigo. Aunque estaba todo el día ocupado, a primera hora de la mañana y por la noche podría pasear por las calles y bulevares del París de Haussmann. París está creado como un espacio escénico, disfrutaba con el concepto de los edificios monumentales como punto de referencia para la perspectiva de cada calle, la uniformidad de una arquitectura bella, de los tiempos en que los arquitectos eran artistas y no tristes dibujantes de cubos. Era la contemplación gozosa de una época en que se pretendía respetar la belleza del espacio público Si se quiere ver arte en París no es necesario ir al Museo del Louvre, se puede callejear.