FUGA PARA UN PIANISTA

Noticias sobre Fuga para un pianista, Esther Zorrozua

Almudena Cacho entrevista en ‘MQP’ a Esther Zorrozua EiTB‎ – hace 17 horas

 

A las 10 de la mañana Almudena Cacho y Arantxa Urretabizkaia entrevistan “En primera persona” a la escritora Esther Zorrozua.

 

 

 

ELOGIO DE LA LOCURA

Hallada la primera traducción al español del ‘Elogio de la Locura’

La obra fue escrita por Erasmo de Rotterdam en 1509

La versión castellana data del siglo XVII

Ha sido encontrada en la Sinagoga Portuguesa de Rotterdam

Isabel Ferrer La Haya 15 FEB 2012

 

 

 

 Ejemplar con la primera traducción al castellano del ‘Elogio de la locura’ (Museo Histórico Judío de Holanda) / PETER LANGE

  Las bibliotecas siguen guardando joyas desconocidas, y la de la Sinagoga Portuguesa de Ámsterdam acaba de desvelar una histórica. Se trata de la primera traducción al español de El Elogio de la Locura, la obra señera del humanista holandés Erasmo de Rotterdam. El original fue escrito en 1509 y publicado luego en 1511. La versión española ahora rescatada data del siglo XVII y su existencia se consideraba solo un rumor. Erasmo fue uno de los autores más censurados por la Inquisición, y buena parte de sus trabajos acabaron en el Índice de obras prohibidas por la Iglesia católica. De modo que, hasta la fecha, figuraba como primera traducción oficial la aparecida en 1842, ocho años después de la desaparición del Santo Oficio, durante el reinado de Isabel II. El Museo Histórico Judío cree que se trata de un “descubrimiento espectacular”

El hallazgo ha corrido a cargo del hispanista español Jorge Ledo, y de su colega holandés Harm den Boer, expertos en literatura Ibero Románica de la Universidad suiza de Basilea. Para ellos, se trata de un hito en su carrera. El manuscrito, con tapas de pergamino, tiene una caligrafía propia del siglo XVII español, y figuraba en el catálogo de la biblioteca de la Sinagoga Portuguesa. Sin embargo, no se había reparado en la importancia histórica de la traducción. Ambos expertos preparan ahora un ensayo crítico sobre el volumen que esperan tener listo este mismo año. Queda por averiguar aún cómo llegó a Ámsterdam el libro mismo. Hasta ahora la existencia de esta versión se consideraba un rumor Según el Museo Histórico Judío de la capital holandesa, se trata de un “descubrimiento espectacular”. “Erasmo fue prohibido por la Inquisición, y hasta el siglo XIX no surgieron las primeras versiones al español”, han señalado sus portavoces.

El museo menciona asimismo la teoría de expertos en lingüística que relacionan esta traducción española con una impresión anterior del Elogio, del siglo XVI y dada por perdida. Ello explicaría las menciones a la obra hechas en la novela anónima española El Lazarillo de Tormes, cuya edición más antigua data de 1554. Detalle del manuscrito del ‘Elogio de la locura’ (Museo Histórico Judío de Holanda) / PETER LANGE Para la comunidad judía de ascendencia portuguesa de Ámsterdam, la traducción resulta también significativa. Erasmo era un autor muy popular entre sus miembros, que incluía a los conversos españoles (nuevos cristianos) perseguidos por los Reyes Católicos. De ahí que la Sala de los Tesoros de la Sinagoga haya decidido exponer a partir de hoy el libro. Erasmo de Rotterdam escribió El Elogio de la Locura en una semana y a la vuelta de un viaje a Roma. Después la corregiría y analizaría con su amigo Tomás Moro, el teólogo y pensador inglés, además de canciller de Enrique VIII, al que visitó en su domicilio. Decepcionado con la curia, Erasmo criticó en clave de sátira la corrupción que había contemplado, acelerando a su vez la reforma protestante. Al final del libro, que tuvo un éxito inmediato y fue traducido al francés, inglés y alemán, describe los verdaderos valores cristianos.

MEGAUPLOAD

Sábado, 21 de enero 2012

La Vanguardia.com

El dueño de Megaupload, un millonario amante de los coches, las mujeres y las mansiones

En Nueva Zelanda le describen como un millonario extravagante

 El abogado del caso Lewinsky defenderá al fundador de Megaupload /¿Qué pasará con los archivos personales y legales de Megaupload?  /El cierre de Megaupload: ¿Otra vez SOPA?  /Nueva Zelanda envía a prisión al fundador de Megaupload  /Anonymous piratea la web del Departamento de Justicia de EE.UU.  /El FBI cierra la web Megaupload en una operación antipiratería Sídney / Barcelona (Redacción y agencias).- 

El fundador de MegaUpload, Kim Schmitz o Dotcom, acusado por Estados Unidos de dirigir el mayor portal de piratería informática desde Nueva Zelanda donde está detenido, es descrito como un millonario extravagante.

Schmitz, alemán de nacimiento y que desde hace un año tiene carta de residencia en este país oceánico del que ha surgido algún que otro habilidoso hacker, es conocido por Kim Dotcom, Kimble o Kim Jim Vestor, sus alias preferidos. A sus 37 años, Kit Dotcom está incluido por la prensa local en el grupo de diez personas más ricas de Nueva Zelanda y considerado un apasionado de los coches de lujo, las mujeres y de las mansiones. Ese entusiasmo por las villas suntuosas impulsó al emprendedor Dotcom a intentar adquirir sin éxito y por 25 millones de dólares (19,3 millones de euros al cambio de hoy), la vivienda de Coatesville que al final alquiló para resarcirse de la desilusión que sufrió al no poder comprarla a causa de las trabas que le puso la Administración neozelandesa. En Catalunya no es un extraño. Lleva años participando en la Gumball 3000, la carrera de coches de lujo que recorre parte de Europa. En vídeos colgados en YouTube se le puede ver hablando de sus encontronazos con los Mossos d’Esquadra en 2004. Kim se sorprende en uno de los instantes del vídeo de no poder sobornar a la policía autonómica catalana, que le impuso una multa de 315 euros por conducción temeraria cerca de Barcelona. Logró ganar la carrera en 2001.

Poco dado a relacionarse con extraños, Dotcom solía salir poco de su mansión de las afueras de Auckland y cuando lo hacia era con escolta y en alguno de los lujosos automóviles que colecciona, desde un Rolls Royce descapotable a un Cadillac de 1950 de color rosa. A pesar de la decepción, Dotcom invirtió después unos 8 millones de dólares (6,1 millones de euros) en la adquisición de bonos del Tesoro y, según la prensa, donó una cantidad indeterminada de dinero para asistir a los damnificados por el terremoto que sacudió Christchurch en febrero de 2011. Al fundador de MegaUpload, Megavideo y Megalive, filiales de su grupo Megaworld con sede en Hong Kong, le ha gustado rodearse en sus apariciones públicas de bellas modelos contratadas y jugar al golf en los verdes campos de Nueva Zelanda, país que para él es «un raro paraíso en la Tierra».

En 2001, siendo aún Schmitz, gastó 375.000 dólares (290.000 euros) en la compra de acciones del portal de ventas en internet «LetsBuyIt» cuando este se encontraba al borde de la quiebra. Y, tras anunciar una inversión de 50 millones de dólares (38 millones de euros), que no hizo, el precio de las participaciones subieron como la espuma, tanto que al venderlas se embolsó por estas 1,5 millones de dólares (1,16). Por el negocio fraudulento, fue detenido en Tailandia, deportado a Alemania y condenado a 20 meses de cárcel y una multa de 100.000 euros (129.000 dólares). Dotcom, para quien un tribunal de Auckland ha decretado prisión preventiva a pesar de que sostiene que no tiene «nada que ocultar», afronta una pena de hasta 55 años de cárcel en el caso de que sea deportado a Estados Unidos y declarado culpable de los delitos que las autoridades de este país le imputan.

Para la justicia de Nueva Zelanda este no es el primer caso de piratería informática a gran escala, ya que, en 2008, juzgó a Owen Thor Walker, un joven «hacker» que fue acusado de ayudar a una red delictiva a infiltrarse en 1,3 millones de ordenadores de medio mundo. Walker, quien por entonces tenía 18 años y sufría el síndrome de Asperger, una forma leve de autismo, se declaró culpable de desarrollar el virus con el que en la red robó unos 20 millones de dólares (15,4 millones de euros) de cuentas bancarias, pero el tribunal retiró los cargos y fue puesto en libertad.

TOLKIEN Y EL NOBEL

La Academia sueca rechazó dar el Nobel a Tolkien por su «pobre prosa»

Se hacen públicas las deliberaciones del jurado que concedió el galardón de literatura en 1961 al yugoslavo Andric

EL PAÍS – Madrid – 05/01/2012

 

La fantasía épica de El señor de los anillos ha vendido millones de ejemplares en todo el mundo. A los seguidores de esta saga les gustará saber que, siin embargo, sus historias de hobbits y elfos fueron rechazadas por el jurado de los Premios Nobel, que las consideró «prosa de segunda categoría», según unos documentos desclasificados hace días y revelados por el periodista sueco Andreas Ekström en el diario Sydsvenska Dagbladet. Las siempre misteriosas deliberaciones del comité de los galardones de la Academia sueca no se desvelan hasta 50 años después de su entrega, cuando la biblioteca de la fundación Nobel abre sus archivos.

En 2012 toca saber qué ocurrió en 1961. Y lo que sucedió fue que el jurado descartó para el Nobel de Literatura a nombres como Lawrence Durrell, Graham Greene y J.R.R. Tolkien para coronar al bosnio -entonces yugoslavo- Ivo Andric. Mientras que Andric fue reconocido por «la fuerza épica con la que traza temas y representa destinos humanos dibujados a partir de la historia de su país». La Academia sueca siempre suele brindar una frase rimbombante que justifica su decisión. Del último afortunado, el poeta sueco Tomas Trantromer, dijo que «sus imágenes condensadas y translúcidas, nos da un acceso fresco a la realidad». Los candidatos derrotados en 1961 no merecieron comentarios elogiosos. Más bien fueron despachados de mala gana por el comité de los Nobel, señala el diario The Guardian. Así, la prosa de John Ronald Reuel Tolkien -cuya candidatura presentó su amigo C.S. Lewis- no estaba «en modo alguno a la altura de la narración de la más alta calidad», sentenció el insigne miembro del jurado Anders Österling.

El señor de los anillos se había publicado en 1954 y 1955 en Reino Unido y su adaptación más célebre ha sido la trilogía del cineasta australiano Peter Jackson. Tampoco se cortaron al hablar de otros candidatos al máximo galardón de las letras mundiales. De Durrell, por ejemplo, recelaron de su «gusto dudoso» debido a su «preocupación monomaniaca con complicaciones eróticas»; y la obra del novelista italiano Alberto Moravia padecía una «monotonía general». El periodista sueco Andreas Ekström, que lleva un lustro informando de este tipo de documentos cada vez que salen a la luz pública, destaca que es la primera ocasión en que se ha encontrado a Tolkien «entre los que optaban al premio». En la actualidad hay cada edición «unos 300 aspirantes», pero entonces solo se presentaban «unos 50», añade el reportero. No obstante, usted no puede presentar un candidato al Nobel de Literatura por mucho que le guste. La Academia sueca solo acepta a los nominados procedentes de otras academias, anteriores ganadores, instituciones representativas y, también, los que ella propone.

CHARLES BUKOWSKI

Publican una antología de textos desconocidos en español de Bukowski

 

El libro recoge sus primeros escritos donde se puede apreciar la semilla literaria del autor.  Ausencia del héroe. Relatos y ensayos inéditos (1946-1992) fue lanzado por la editorial Anagrama, donde se compilan por primera vez textos inéditos en castellano del escritor estadounidense, nacido en Alemania, Charles Bukowski (1920-1994). “Tras publicar más de cincuenta libros en vida, muchos relatos y artículos importantes de este escritor continúan dispersos o inéditos.

Este volumen es una antología de esta obra desperdigada” informaron desde la editorial. El libro reúne los primeros cuentos que publicó en revistas a finales de la década de 1940, textos que muestran un viaje contracultural por las batallas literarias de los cincuenta, la agitación psicodélica de los sesenta, los placeres narcisistas de los setenta y la distopía reaganista de los ochenta. Además, ofrece crónicas de sus infames recitales públicos, reseñas de su propia obra, desternillantes entregas de su columna en la prensa y otras joyas recién descubiertas.

(Télam)